El libro no se muere
El libro no se muere

El libro no se muere

“¿Cómo leer Ana Karenina en el iPad? ¿Kirkegaard en el Kindle? Los verdaderos amantes de la lectura se rebelan contra la textura, la mecánica, la falta de brillo y, en general, la falta de nobleza de nuestras tabletas y lectores digitales. Las tipografías son feas, las ilustraciones son malas, el plástico es frío y huele mal. El parpadeo del pasar de página da dolor de cabeza, todos los libros parecen iguales. Pero esos libros que tanto nos gustan ahora le parecían basura a los amantes de la lectura unos años atrás.”

El libro no se muere, con esta reflexión os dejo el enlace del artículo al que pertenece

EL LIBRO NO MUERE SINO TODO LO CONTRARIO